Videos

Texto descriptivo fijo

Ladrillos RETAK

La mampostería de HCCA, brinda todas las ventajas del HCCA en piezas de dimensiones estudiadas que permiten ejecutar muros portantes (exteriores e interiores) y tabiques divisorios de simple cerramiento. Estas características junto a su exactitud dimensional, permiten colocar muy fácilmente, utilizando una delgada capa de mortero adhesivo, ahorrando tiempo y dinero. El HCCA posee un gran poder de aislación térmica. Ello se debe a las millones de microburbujas de aire incorporadas en su masa, que actúan como si fueran millones de pequeñas “cámaras de aire”. Es por ello que tiene un coeficiente de conducción térmica muy bajo respecto a otros materiales de construcción ( = 0,12 W/m °C). Como consecuencia, los muros de ladrillos de HCCA poseen una gran resistencia térmica R superior a los otros sistemas constructivos (o bien una reducida transmitancia térmica K). Por ejemplo, una pared de 15 cm de ladrillos de HCCA (K= 0,60 kcal/m2 h °C) tiene una aislación térmica aún superior a un muro doble de mampostería tradicional de 30 cm de espesor con cámara de aire (K= 0,86 kcal/m2 h °C). Asimismo, la respuesta a fluctuaciones de temperaturas de distintos recintos es óptima, logrando, gracias a una favorable combinación de sus propiedades físicas, una gran atenuación térmica.